lunes, 31 de julio de 2017

Reseña: Frankenstein



 Sinopsis: 
Victor Frankenstein decide crear vida a partir de retales humanos, sin tener en cuenta el daño que puede acarrearle a él mismo y a la humanidad en general.
----------------------------------------------------------------------------------------------------
Frankenstein es uno de los libros más conocidos y a la vez desconocidos del panorama literario universal. Todo el mundo parece saber de que trata Frankenstein, pero luego, a la hora de la verdad, el libro es muy diferente a lo que imaginamos o vemos en películas y series.
Primero, un error muy común entre la gente que no ha leído el libro es pensar que Frankenstein es el nombre de la criatura y no, Frankenstein no es el monstruo, nunca lo ha sido, Frankenstein es el científico. El monstruo no tiene nombre, aunque sí lo llaman de diferentes formas: El monstruo, la bestia, la criatura.
Aunque la electricidad tiene una gran importancia dentro del libro, ya que en esa época se empezó a normativizar más el uso de esta, nunca se dice que sea la electricidad la que da vida a la criatura. Y como dato adicional, el monstruo no tiene tornillos ni es verde.
El género del libro es ciencia ficción, de eso no hay duda alguna, pero aun así, Frakenstein nos plantea preguntas de índole existencial, como: ¿De donde venimos?  Sí voy a sufrir tanto, ¿porque he sido creado?

En Frankenstein se puede observar un gran paralelismo con Dios, como Dios como creador y los humanos como seres creados. Él, ser omnipotente donde los haya, nos crea y luego se desentiende de nosotros, dejándonos totalmente solos y desamparados. Exactamente lo mismo que hace Victor con el monstruo. Otro paralelismo es aquel que lo compara con el nacimiento, ya que nacemos sin nada aprendido, aturdidos y asustados, y a medida que pasan los años, vamos adquirendo ciertos conocimientos.
Por otra parte, también esta el tema de la maldad y la bondad, ¿las personas nacen buenas y se vuelven malas o ya nacen malas de por sí? Yo creo más en la primera opción, ya que al igual que le pasa a muchas personas, la criatura en un principio es inocente y no quiere pensar que exista la maldad, pero al final, a base de palos y disgustos comprende que no se puede ser bueno, y decide pagar con la misma moneda a aquellos que lo han hecho sufrir, como a Carrie.
Sea como sea, Frankenstein es mucho más que un cuento de terror para niños, es un libro que ha conseguido mantenerse atemporal durante dos siglos, demostrando que un libro de terror no solo debe asustar. En un principio le tenía mucho respeto ya que no había leído nada de la autora y no sabía con que me encontraría, pero la verdad es que el libro me ha sorprendido gratamente, ya que tiene un lenguaje claro y directo. Aunque eso si, mi edición era una edición sacada de la biblioteca, edición horrorosa con faltas de ortografía del tamaño de consfundir cabello con caballo, vamos, un verdadero horror y una vergüenza.
En conclusión: Hay que leer a Frankenstein, mención aparte que Mary Shelley es la hija de Mary Wollstonecraft, una de las madres de feminismo.