lunes, 17 de julio de 2017

Reseña: El color púrpura


Sinopsis:
El Color Púrpura cuenta a lo largo de distintas décadas la intensa vida de Celie una mujer de la América rural del Sur. Forzada a casarse con un hombre brutal. Celie se retrae y comparte su desgracia sólo con Dios. Celie sufrirá una transformación gracias a la amistad que comparte con dos extraordinarias mujeres adquiriendo la autoestima y la fuerza que necesita para perdonar. Whoopi Goldberg realiza un imponente debut en el papel de la radiante e indomable Celie.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
No voy a volver a repetir lo de siempre, osea, que el libro me ha encantado y estará entre las mejores lecturas de este 2017 (tamaña será dicha lista).
Es interesante como cuando pensamos en libros feministas siempre tenemos en mente "Una habitación propia" o "El segundo sexo". Dos libros geniales y básicos dentro del feminismo. Cuando se piensa en "libros feministas" siempre nos vienen a la mente ensayos feministas, para nada dificiles, tengo que decirlo, pero que sé que pueden echar para atrás. Así que se agradecen novelas, como "El cuento de la criada" o "El color púrpura", que pueden introducir a un público más amplio en el ámbito feminista.
Ante todo diré que el libro es muy duro, con violaciones y maltratos de todo tipo, tanto físicos como psicológicos, el libro es tan crudo y realista que se me ponía la piel de gallina, pero que nadie pierda la esperanza, el mensaje final del libro es positivo. Debemos disfrutar de las buenas cosas, y  nadie puede reprimirnos, debemos tener  fe en quienes somos y que hay que luchar, por muy mal que vaya todo, por muy solos que nos sintamos, hay que tener fe y esperanza, aunque suene muy ñoño.
Pero no debemos olvidar que Celie está doblemente reprimida, por una parte por esta sociedad machista y por otra parte, por la sociedad racista, vamos que va a pasarlas putas por mujer y por negra. Creo que la frase que mejor representa todo el libro es aquella que le dice Albert a Celie cuando se va a ir con Shug a Memphis, le dice algo como: Eres fea, eras negra, eres pobre y eres mujer. En otras palabras,  que no es nada.

Pero este libro es antetodo una oda al amor, y no al amor romántico, que parece que sí no te acuestas con alguien no es amor, es el amor entre dos hermanas separadas en dos continentes distintos durante treinta años. En un principio, Celie dirige sus cartas a dios, Celie, totalmente sola y sin saber a quién acudir, se ve empoderada con la llegada de Shug y Sofía y por el recuerdo de su hermana perdida, a través de todas sus vivencias va evolucionando y aprendiendo a vivir, y no a sobrevivir y eso es algo que se refleja en su escritura y en a quién se dirige.
El libro, aparte de tratar temas como el machismo, las violaciones y la violencia de género. También trata temas como el racismo, los origenes de la población afroamericana y lo necesario de la independencia económica de las mujeres para conseguir sus objetivos en la vida. Cabe destacar que es una novela epistolar, que,  aunque parece bastante atemporal, sabemos por diversos detalles que transcurre entre los años 1910/1940.
En conclusión: Un libro cruel y bello a partes iguales.