lunes, 31 de agosto de 2015

Mis pasiones secretas: La literatura y los libros.

¡Hola! Como cada mes traigo este post especial dedicado a aquellas cosas que me encantan y apasionan, porque, ¿que seria de la vida sin pasión?

En el diccionario se define la palabra literatura como una "Forma de arte que utiliza la palabra". Nadie puede negar que la literatura es arte, aunque ciertas personas la consideren una forma de arte inferior, y mucho más aburrida, que otras expresiones artísticas como la música o la pintura. No es mí caso, ya que desde pequeña he estado más unida a las letras que a cualquier otra cosa; La música nunca se me ha dado bien, de hecho, una vez, una profesora intento enseñarme a tocar el piano. Fue un absoluto fracaso. Mientras que la pintura y el cine comenzaron a interesarme más en la etapa adulta. Pero las letras siempre han estado presentes en mi vida, desde pequeña.

Mi tía es profesora y eso a influido en mi de cierta manera, de pequeña solía regalarme libros. Así era yo de pequeña, prefería quedarme en casa leyendo que salir a jugar. Eran libros pequeños y fáciles, de la editorial Anaya. Mi tía no era la única que me regalaba libros, mis padres también lo hacían, seguramente para mantenerme callada mientras ellos compraban tranquilamente.

Durante mí primera etapa adolescente, más o menos de los doce a los catorce, deje de leer. No leía nada, a excepción de revistas como la "Bravo" o "Superpop" y las lecturas obligatorias escolares. Después, en mi segunda etapa adolescente, hacia los quince, volví a leer "gracias" al boom Crepúsculo, a día de hoy me siento avergonzada de ese tipo de lecturas, todas llenas de vampiros y licántropos, pero al fin y al cabo esos libros me llevaron a otros mejores, así que en el fondo no debería avergonzarme tanto, todos pasamos por etapas tontas. No fue hasta más tarde cuando me di cuenta de que aquello no era verdadera literatura. La verdadera literatura está en el talento del escritor. Solo un buen escritor puede hacer verdadera literatura, es su pluma la que escribe. Un escritor que escriba por dinero o solo pensando en ser publicado nunca hará buena literatura, aunque hay excepciones; Como Louisa May Alcott.

El escritor que a mí me hizo descubrir la verdadera literatura fue Charles Dickens con su "Oliver Twist", y eso que solo leí una adaptación escolar, aunque más tarde leí la versión integra, de esa adaptación escolar recuerdo que era corta y con dibujos, y casualmente también de Anaya. La prosa del autor, sus personajes y la dura critica social me impactaron, conocía de oídas a Dickens y lo tenia por un autor triste y melodramático, pero después de esa lectura me di cuenta  de que no era un escritor más, era un genio, un artista de las palabras, ¡Eso si era literatura!

Después de Oliver Twist empecé a ser mas exigente con mis lecturas, ya no me valían las bazofias leídas hasta la fecha. Dickens me llevo a Jane Austen, George Orwell y muchos otros. Y a día de hoy sigo descubriendo autores maravillosos, el último, como se puede intuir en mis reseñas, Terry Pratchett.


Un proverbio hindú dice que "Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; Olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora".

Las palabras son mucho más que meras letras juntas. Sin ellas no somos nada, al fin y al cabo el paso clave de la prehistoria a la historia fue la invención de la escritura.

Por favor, no nos tomemos la literatura en broma, hay que tener facilidad y fluidez para escribir, dejar que las palabras vuelen; Hay que leer para ejercitar nuestra imaginación, para tener mil vidas, para ser mil personas distintas. La gente cada vez lee menos, o por lo menos así pasa en mí entorno. Tenemos que entender que los libros son maravillosos y hay que cuidarlos como a viejos amigos.