jueves, 27 de agosto de 2015

Reseña: The Wee Free Man-Los pequeños hombres libres.


Sinopsis:
¡Porrrcrrristo! La'storia trrrata de como la rrrapaza del'abuela Dolorrrido debe rrrescatarrr a su errrmano chico del mundo de su alturrra. Anosotrrros nos echarrron d'allí porrrrlucharrr porrrrrobarrr y porrrrbeberrr, tu ya sepes. Si te prrreguntas quienes'er nosotrrros, somos los Nac Mac Feegle ¡Sin rei, sin reina, sin señor sin amo! ¡Somos los peueños hombres libres! L'harrrpia Tifanny deberrra enfrrrentarrrse a cosas muy malos, perrro nos tiene a nosotrrros, un sapo y una sarrrten. ¡Todos a leerrr "Los pequeños hombres libres", peaso d'alcornoque, sus palabrrros te harrran rrreir mucho!
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Estaba deseando poder leer este libro de Pratchett desde que supe de su existencia, y fue uno de los primeros libros de los que escuché hablar cuando oí nombrar la saga de Mundodisco; Sabia que este libro no me decepcionaría, y así ha sido. Se supone que es una novela juvenil, más enfocada para el publico infantil-adolescente que para el adulto, como sí están enfocados "Brujerías" o "¡Guardias! ¡Guardias!".
Como ya se ha dicho en la sinopsis, más bien, como ya han comentado los Nac Mac Feegle en la sinopsis (si no se los nombra se van a enfadar mucho, y mejor no enfadar a un Nac Mac Feegle), la historia nos habla de Tiffany Dolorido, nieta de la matriarca del clan Dolorido, no esta muy claro sí la abuela Dolorido era una bruja, aunque claro está que tenia un don y mucha cabezología.
Ilustración de Tiffany Dolorido por Paul Kidby.
Tiffany también va para bruja; Tiene mucho sentido común, cabezología a mansalva y el egoísmo típico de las bruja. Spoiler: Lo mas curioso de todo es que lo que más enoja a Tiffany de que secuestren a su hermano, no es el hecho de que lo secuestren porque ella lo quiera y esté preocupada porque lo hayan raptado, no, lo que más toca la...moral a Tiffany es que le toquen algo que es suyo; Ya sea leche, una oveja o al pesado de su hermano pequeño. Para una bruja es muy importante que nadie toque sus cosas, al fin y al cabo son de su propiedad. Fin Spoiler.

Otra curiosidad del libro está en el hecho de que apenas nombran al Mundodisco, en todos los libros de Pratchett ambientados en este curioso universo nos hablan de los cuatro elefantes y de Gran A'Tuin, pero en "Los pequeños hombres libres" no lo hacen, sí no fuera por una breve alusión a Lancre no te darías cuenta de que estas en Mundodisco. También, en este libro nos encontramos con una región nueva de Mundodisco, La Caliza, un área que no tengo muy claro donde está y que vive principalmente de la ganadería y las ovejas, una zona feudal controlada por El Barón, un hombre al que no le gustan mucho las brujas. De hecho las detesta y prohíbe.

El libro me ha encantado, convirtiéndose así en una de mis preferidos dentro del Mundodisco, como libro es mucho más coherente que "El color de la magia" o cualquier otro de la saga de Rincewind, "The Wee Free Man" es un libro que me ha hecho reír mucho, y gran parte de la culpa la tienen los Nac Mac Feegle; Unos hombrecitos de quince centímetros pertenecientes a la raza de las hadas, aunque mas bien son Pictsies, a los que echaron del mundo de estas por pelearse entre ellos y robar. Son como pequeños escoceses pendencieros con Kilts y pintados de azul. Están muy cerca de la cultura y creencias celtas, y puede que eso sea lo que más me guste de ellos. Son geniales, bajo mi punto de vista, la mejor raza feérica creada nunca por un escritor.
Por otra parte, tenemos a Tiffany, la cual me ha gustado mucho como heroína; Es una niña muy seria y con mucho sentido común, en ocasiones casi parece adulta, pero no como la mayoría de niños-protagonistas de libros, Tiffany siempre resulta refrescante y única, creo que con este personaje Yaya Ceravieja ha encontrado la horma de su zapato...
Lo mejor: Los Nac Mac Feegle y la conversación entre Tiffany y la señorita Lento.
Lo peor: Lo rápido que se acaba.

Frases para recordar:
“El grito surgió de un lugar muy profundo, ya no había ni Segundos Pensamientos, ni primeros pensamientos, sólo un grito. Pareció expandirse al abandonar la boca de Tiffany y convertirse en un túnel negro delante de ella, y, mientras caía por él, oyó algo en el tumulto que dejaba atrás:
-¿Aquién crrrees que mirrras, amigo? ¡Porrrcrrristo, qué montón de sopapos tevas a llevarrr!”
“«Al fin y al cabo, es un sueño. No hace falta que tenga sentido, ni que sea agradable. Es un sueño, no una ensoñación. La gente que dice cosas como “espero que tus sueños se hagan realidad” debería intentar vivir dentro de uno cinco minutos»”
 “-Lo jurro porrrmi honorrr.
-¿Por tu honor de ladrón pendenciero y borracho?
-¡Sip! ¡Y es mucha reputación ésa!”