lunes, 24 de agosto de 2015

Reseña: El color de la magia.

Sinopsis:
En un mundo plano sostenido por cuatro elefantes impasibles -que se apoyan en la espalda de una tortuga gigante- habitan los estrafalarios personajes de esta novela: un hechicero avaro y torpe, un turista ingenuo cuyo fiero equipaje le sigue a todas partes sostenido por cientos de patitas, dragones que existen si se cree en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mágicas, la Muerte y, por supuesto, un extenso catálogo de magos y demonios... En esta serie de novelas se dan cita todos los temas y situaciones del género fantástico, visto a través del personalismo y corrosivo sentido de la comicidad de un autor inglés que se ha convertido en uno de los escritores de humor de mayor éxito y fama en el mundo.
----------------------------------------------------------------------------------------------------
Después de haber leído una cifra considerable de libros del maravilloso Terry Pratchett, si no recuerdo mal "El color de la magia" es el sexto, he decidido ponerme con el primer libro de la saga, el anteriormente nombrado; "El color de la magia". Según me habían contado, este no era el mejor libro de la saga, Pratchett aún estaba un poco perdido y debía pulir ciertas cosas.
Estoy muy de acuerdo  con este aspecto, la verdad, en "El color de la magia" se nota la inexperiencia primeriza de su autor, como por ejemplo, en el tema de La Muerte. No se trata de la muerte a la que estoy acostumbrada, se nota mucho que no es La muerte de "Mort" o "El segador", es una de las cosas que a mi más me chirría . También el hecho de que esté dividido en partes lo diferencia de sus predecesores, eso no es muy normal en Pratchett (solo en sus novelas juveniles).

Publicada en 1983 esta novela es una total y absoluta parodia de los libros de fantasía, parodia las historias tolkienianas pero también a las películas rollo Conan el bárbaro.
Este es el único libro  de Pratchett con una secuela, ya que la historia sigue en "La luz fantástica", los dos únicos libros del Mundodisco que empiezan donde termina el anterior.
Se trata de un libro hilarante y divertido, donde los gags se suceden uno detrás de otro (como una película de los Marx). Me desternillaba de la risa con tanto chiste, ha sido muy gracioso, Pratchett siempre me hace reír una barbaridad.

Personajes:
 Los personajes son tan graciosos y absurdos como el propio libro.
Tenemos a un mago que solo sabe un hechizo, al primer turista de Mundodisco, un equipaje sádico y con tendencias homicidas, dragones, trolls, cualquier cosa que puedas imaginar es posible en el Mundodisco.

En conclusión;
Un libro tan digno de ser leído como cualquier otro de Terry Partchett, aunque yo recomendaría comenzar con este para adentrarse en el Mundodisco.