miércoles, 3 de mayo de 2017

Reseña: Stardust

Sinopsis:
 En la tranquila campiña inglesa, a comienzos de la época victoriana, se encuentra el pueblo de Muro, una apartada aldea que toma su nombre de la imponente muralla de piedra que rodea sus fértiles praderas. El pausado ritmo de Muro se ve interrumpido una sola vez cada nueve años, cuando los seres mágicos y los mortales se reúnen en el prado para celebrar un mercado sin igual. Es aquí, en Muro, donde el joven Tristran Thorn se enamora de la chica más bella del pueblo, una mujer tan fría y distante como la estrella que los dos ven caer desde el cielo una despejada noche de octubre. Para ganarse la mano de su amada, se apresura a prometerle que le traerá la estrella caída, y emprende una búsqueda que le llevará a traspasar el antiguo muro y a adentrarse en un mundo que está más allá de sus más atrevidas fantasías...La multipremiada Stardust de Neil Gaiman y Charles Vess es una historia fascinante repleta de amor, magia y encanto, espléndidamente ilustrada y escrita con gran lirismo por dos maestros en su oficio.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------

La verdad es que cada vez Neil Gaiman me enamora más, vale, solo es el segundo libro que leo de él, tercero sí contamos Buenos presagios. Pero ya me ha enamorado. Tengo un problema con la prosa de este autor, me parece diferente y típica a la vez, a ver si me explico, no es como otros autores que tienen una forma tan clara de escribir que son inconfundibles, pero al mismo tiempo tiene algo, que te hacer reconocerlo y decir, es Neil Gaiman. Es ácido y me recuerda mucho a los clásicos ingleses. Pero bueno, vamos a hablar ya del libro en cuestión.
Stardust es un cuento de hadas, una fábula clásica adaptada a nuestros tiempos. y no lo digo por decir, es verdad. Primero, por la longitud del libro, no llega a las 200 páginas, y para mi eso es muy importante para poderlo considerar cuento, porque sí un cuento ocupa más de 200 páginas, pues a lo mejor cuento no es, y ya es un pisapapeles. Y la segunda cosa por lo que lo considero  un cuento de hadas moderno, es, simplemente, por todo lo demás.
Es increíble como Neil Gaiman, en menos de 200 páginas, consigue crear un mundo mágico que resulte creíble sin ser una puta copia de Tolkien, y al mismo tiempo, usar nuestro mundo y nuestra propia historia como apoyo, sin que nada de todo esto resulte forzado. Todos eso detalles sobre Dickens, sobre la reina Victoria...
El libro es muy fácil de leer, pero ojo, a diferencia de El libro del cementerio, pinchar aquí para reseña, este no es un libro para niños, es oscuro y tiene alguna que otra escena de sexo, a ver no es 50 sombras de Grey, pero si son un poco subidas de tono.
Y ahora, llegamos a lo que más me ha gustado del libro, los personajes. Los cuales son pocos y estan muy desdibujados, excepto los dos protagonistas.
Por una parte, tenemos a Tristán, que de héroe supermacho tiene poco, nos lo describen como un chico feo, o por lo menos a mi me lo parece, y no parece tener ningún tipo de cualidad admirable, pero no puedes evitar sentir cariño hacia ese chico torpe y desgarbado.
Mientras La estrella, porque si, la estrella es un personaje, sirve de apoyo y antitésis de Tristán, aunque la pobre, para ser una estrella, tiene pocas luces, todo hay que decirlo.
En conclusión: Si no sabes por donde empezar con Neil Gaiman, empieza por Stardust.