domingo, 18 de junio de 2017

Reseña; American Gods

Sinopsis:
Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Miércoles, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América.

Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.

Poco a poco descubriremos que Miércoles es una encarnación de Odín y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------

De todos los libros de Neil Gaiman, este era el que tenía más ganas de leer, y cuando cayó en mis manos la edición del X aniversario de la publicación de la novela, reeditada y revisada por el propio Neil Gaiman, casi me da algo, ya que era un libro al que le tenía muchas ganas. Cuando más leo a Gaiman más me gusta como escritor. No he leído el libro original, el publicado el 2001, pero supongo, que al ser una edición revisada por el autor, será una versión mejorada del mismo. Sea como sea, estamos delante de la obra cumbre del señor Gaiman, alabada por el público y por la crítica, no debemos olvidar que no solo tiene un premio importante a sus espaldas, sino cuatro. El Bram Stoker, que premia a las mejores novelas de terror. El locus y El Nébula, enfocados en la fantasía. Y por último, El Hugo enfocado en el género de la ciencia ficción,
Teniendo en cuenta, que, American Gods ha sido galardonado con toda esta retahíla de premios, debemos suponer que es un muy buen libro, el cual mezcla  a la perfección Fantasía, Terror y Ciencia Ficción. La trama parece sencilla; Mr Wednesday contrata al ex convicto Sombra Moon, para recorrer la geografía americana, y así reclutar soldados para la incipiente guerra que se acerca. Pues bien, el libro es mucho más de lo que aparenta. No hago ningún Spoiler al decir que Wednesday es el dios nórdico Odín, eso es algo que queda claro desde el minuto uno. Es más, creo que es importante saber esto desde un principio, si no, por el contrario, es fácil  desconcertarse ante la forma de ser de Mr Wednesday. Sí sabes que es Odín, pues ya no te parece un señor tan rarito. Odín es el puto amo, y puede comportarse como le dé la gana. Esta guerra de la que estamos hablando, no es otra que una guerra entre los poderosos dioses actuales: El internet, La Televisión, La Ciencia... Y los antiguos dioses, débiles, faltos de creyentes: Odín, Anubis, La Pascua...

Wednesday, nos adentrará, a través de los ojos de Sombra, por este Estados Unidos fantastíco y onírico, donde los dioses antiguos no tiene ningún poder, estan débiles, y eso los hace más vulnerables y humanos, mientras que los dioses nuevos son poderosos, y prácticamente intocables. Algo totalmente lógico, ya qué, ¿quién va a creer en Thor pudiendo creer el Wiffi? La verdad es qué, este libro te hace reflexionar sobre muchas cosas, principalmente sobre aquello a lo que adorabamos y adoramos. Según parece, Neil Gaiman tenía mucho miedo sobre como se tomarían los Estadounidenses, tan patrióticos y fachas, su visión de Estados Unidos. Ya qué, para quién no lo sepa, Neil Gaiman es Británico. La verdad es que este libro, contado por un Estadounidense, hubiera sido muy diferente, diferente negativamente hablando, mientras que,como Neil Gaiman tiene una visión externa, dice las cosas de manera clara y concisa, ¿y que nos dice el señor Neil Gaiman? Pues una verdad como un templo, Estados Unidos es un país de imigrantes, por mucho que le duela a Mr Trump, entonces sus dioses tabién lo son, viajaron con los propio inmigrantes, desde Asia, Africa y Europa, en los barcos, los trasatlánticos, los aviones, y forman un crisol de culturas muy diferentes entre sí pero conun fin común, prosperar, porqué inmigrar no es plato de buen gusto para nadie. Creo que lo que mejor representa lo que intento explicar es la siguiente frase: ¡Guardaos, tierras antiguas vuestra pompa legendaria!, exclama ella./ Dadme a vuestros rendidos, a vuestros desdichados,/ a vuestras hacinadas muchedumbres que anhelan respirar en libertad./ Enviadme a éstos, los desamparados, los que por la tempestad son azotados./ ¡Yo alzo mi antorcha junto al puerto dorado!". Pues bien, para mi esta frase es lo que Neil Gaiman quiere transmitir con American Gods. Para quién no lo sepa, esta frase está escrita en la base de La Estatua de la Libertad.
Aparte de esta trama principal, tenemos diferentes historias de diferentes personas, de diferentes partes de mundo que llegan con sus recuerdos y su propio folclore. Mis historias favoritas son la que se centra en la cultura irlandesa, y por ende la llegada de Sweeney el loco, y la de los gemelos africanos, y la llegada de Anansi al continente americano.
En este libro se mezclan un montón de culturas diferentes. Las dos ya mencionadas, la nórdica, la egipcia... Hay que tener una gran cultura general para pillar tantas referencias a tantas cosas distintas, a veces tenía que rebanarme los sesos para saber quién era quién. He disfrutado mucho con este libro, tanto durante su lectura, como escribiendo esta reseña, la verdad es qué este libro me ha dejado un poso bastante gordo. Me queda un capítulo para terminar la primera temporada de la serie, así que no tardaré en traer su reseña.
En conclusión: Un libro redondo, sin brechas ni fisuras, totalmente recomendado.