miércoles, 21 de junio de 2017

Personaje del mes: Sombra Moon

¡¡Buenas noches!! Y este mes por fín cumplo aquello que me propuse con esta sección, que el personaje fuera literario, y acorde con el mes de lectura, me ha costado lo mío, pero después de dos meses haciendo lo que me daba la gana, lo he conseguido. Y bueno, lo primero que quería aclarar es qué, sí no habeís leído American Gods (reseña aquí), y por consiguiente, no sepáis quién es Sombra Moon, ya puede irse del post, porqué van a haber spoilers a cascoporro.
 Empezaré con una breve descripción del personaje: Sombra Moon es un convicto que sale de la cárcel días antes del día acordado, por la muerte inminente e inesperada de su mujer. Aunque no se específica su edad, o yo no recuerdo que la dijeran, debe tener entre 29 y 34 años. Es un tipo grande que hace su trabajo sin hacer muchas preguntas.

La verdad es que en un principio, no me gustó demasiado el personaje de Sombra, me parecía plano y aburrido en comparación con los dioses, tanto antiguos como nuevos. No fue hasta terminar el libro, y con las cosas más en frío, que empezé a pensar en Sombra de una forma diferente. Ya no como en ese personaje tan falto de pasión y sentimientos, muchos más inhumano que los dioses a los que servía.
Podemos odiar a Sombra sí queremos, nos puede parecer soso, aburrido y plano, pero ahora entiendo que tenía que ser así. Estoy casi segura de que Neil Gaiman lo planteó así, a ver, no puedo poner la mano en el fuego, ya que no conozco a Gaiman, pero me da que hizo así a Sombra adrede.
 A mí muchas veces me daba la sensación de que Sombra se dejaba llevar, intentando creer en algo superior a él. No se cerraba puertas a nada, como sí realmente llevara toda la vida esperando la aparicíon de ese mundo onírico. Tu te lees el libro, y la miníma que te ofrece trabajo un tío como Wednesday, pides que te cambien de avión, y ya no hablemos de sí se aparece tu esposa en modo zombie...

Se mantenía siempre tan estoico, que daba hasta miedo; cuando muere Laura y se entera en la cárcel, ni se inmuta; cuando se entera de que le ponía los cuernos con su mejor amigo, nada tampoco; y cuando se aparece ella como un muerto viviente, tampoco, como sí fuera su tia de Albacete que ha venido de visita.
Pero, como ya he dicho, era necesario que fuera así, tan rarito, porqué, sí él no se plantea en ningún momento que esté loco o sea todo un sueño, ¿porqué deberiamos hacerlo nosotros? Sombra es nuestros ojos, nuestros cinco sentido, para él todos es nuevo, al igual que para el lector. Vale que es verdad que nos falta empatía con él, pero como ya he dicho, creo que está hecho adrede, para focalizarse más en la acción y en los dioses, el libro se llama American Gods, no Sombra y su troupe de deidades. Es interesante como un personaje tan anódino ha podido hacerme pensar tanto en él, y dedicarle un post en el canal.

Hasta aquí llega el post de hoy, espero que lo disfruteis, y hasta la próxima.