martes, 8 de septiembre de 2015

Wicked, El Musical.

¡Hola! Como había prometido sigo con mi Ozmanía particular, ahora, me dispongo a reseñar "Wicked, El Musical".
El musical se estreno en el año 2003 en Broadway, con Idina Menzel en el papel de Elphaba. Para quien no lo sepa, Idina Menzel presto su voz para el personaje de Elsa, en la conocida película de Disney, Frozen. De hecho la canción "Let It Go" tiene muchas similitudes con "Defying Gravity". Aunque, está claro que es "Let It Go" la que se inspira en "Defying Gravity", ya que "Defying Gravity" es anterior a "Let It Go"...

Resumen del musical, aquí.

Mi opinión sobre el musical.
El musical está dividido en dos partes muy diferenciadas, como todos los musicales, como es obvio. La primera, mucho más infantil y adolescente. De esta primera parte pocas canciones destacan, aunque tengo que admitir que la hilarante "Popular" me hizo mucha gracia, pero volviendo a donde estábamos, solo destacan la inicial "No one mourns the wicked" y el grandioso "Defying Gravity".
La segunda parte es mucho más madura, aunque, en ocasiones, Glinda sigue haciendo de las suyas. De esta segunda parte destacan la mayoría de las canciones, sobretodo la portentosa "No Good Deed" y la emotiva "For Good".
En un principio, al informarme sobre el musical no quede demasiado contenta. Cambiaban muchas cosas y para mí era muy importante que el libro y el musical cuadraran, tenia la mente muy cerrada y no llegue a comprender de que se trataba hasta que me pico la curiosidad. Un consejo, sí eres de esas personas que ha leído el libro en que está basado el musical, muy libremente, todo hay que decirlo, hay que tener la mente muy abierta con el, ya que no tiene nada que ver con el libro de "Wicked, Memorias de una bruja mala"  y, por otra parte, si eres de esos a los que no les gustan los musicales, con este no será una excepción.


Aunque suene estúpido, es un musical muy musical. Tiene más la estética de la película del 39 que la del libro de Maguire. Pero eso no es una cosa mala, el contrario, a mí como musical, dejando de lado el libro, me ha gustado mucho.
Es un musical que nos habla de la amistad y de la importancia de aceptarse a uno mismo tal y como es. Sé que es muy infantil pero a mí me ha enternecido mucho. Como ya he dicho, la primera parte es la más floja, un poco demasiado a lo High School Musical y, en ocasiones, Glinda se hace cansina con sus tonterías, pero la calidad va en aumento minuto a minuto. La segunda parte es mucho mejor, más adulta y cercana al libro, todo eso sin perder el tono mágico e infantil.

Aquí voy a dejar el musical completo que he encontrado en el Youtube.