martes, 8 de septiembre de 2015

Oz, un mundo de fantasía.

Resumen: 
Oscar Jiggs es un mago de feria mediocre que deja accidentalmente Kansas para aparecer por casualidad en Oz, donde conocerá a las tres brujas; Glinda, Theodora y Evanora. Precuela del "Mago de Oz".
----------------------------------------------------------------------------------------------------

El principio prometía, parecía mejor de lo que esperaba con unos créditos iniciales en blanco y negro, aunque con una clara temática inspirada en Oz. Dicen que está basada en el libro de L.Frank Baum, vamos mal sí ya empiezan echándose margaritas, ¿como va ha estar basado en el libro de L.Frank Baum sí se trata de hechos acontecidos antes del "Mago de Oz"?

Créditos iniciales de la película.

Por otra parte, la película es demasiado infantil, incluso para la factoría Disney, que la película es para niños, no para tontos. No se a que viene tanto chiste fácil, todos ellos cortesía de James Franco, claro, el cual no solo parece imbécil sino que también lo es.

Después, tenemos el mundo de Oz, que más que el mundo de Oz parece el país de las maravillas de Tim Burton, y eso sí me mosquea mucho. Sí el director no es Tim Burton, que es Sam Raimi, por cierto, ¿porque coño se cree Tim Burton? Busca tu propio sello, Sam Raimi.
Siguiendo con el tema ambientación, vamos a hablar de la Ciudad Esmeralda. Eso más que la Ciudad Esmeralda es la Ciudad Verde Fluorescente, parece un puticlub. Solo que las luces son verdes en vez de rojas, brilla tanto que no necesitan farolas. En otras palabras, una versión muy fea de la Ciudad Esmeralda.


(En serio, ¿soy a la única que estas flores le recuerdan a las de "Alicia en el país de las Maravillas"?)

Por otra parte, los personajes. Los personajes son lo peor de la película, dejando de lado las interpretaciones, que también son malas, por cierto. Cada personaje es peor al anterior. El mono alado es patético, a la muñeca de porcelana dan ganas de estrangularla y el enano es repulsivo. Y ahora, las brujas. Para les brujas necesitare un párrafo entero.

Glinda es tonta, pero tonta de llegar al punto de aborrecerla y tan buena y angelical que deseas su muerte recién la conoces.

Las brujas malas; Elphaba, que aquí no se llama Elphaba pero yo voy a seguir llamándola así, es una copia barata con mucho maquillaje de Margaret Hamilton, ya podrían haberse inspirado más en la Elphaba de "Wicked", que es mucho menos repulsiva y menos forzada, porque no hay quien se crea que alguien se vuelve malo por un jodido desengaño amoroso.
 Por otra parte, tenemos a Evanora que es a quien posteriormente se le cae la casa de Dorothy encima, de todos los personajes es el que más me ha gustado, de hecho, el único que me ha gustado. No esta tan forzado como todos los demás.
Rachel Weisz hace un buen trabajo, mientras que la pánfila de Mila Kunis solo sabe hacer de guapa y cuando la sacas de ese "papel", se pierde.

En conclusión: Una bazofia que intentaba emular el magnifico clásico interpretado por Judith Garland pero que no llega ni a una de Pajares y Espeso.
No sé que le ha dado a Hollywood con lo de reinventar los cuentos para hacerlos más adultos y menos mágicos. Son cuentos de hadas, para niños, para que sueñen y con moralejas para que aprendan, sí le quitas la magia y lo infantil a los cuentos se quedan en nada. Hay que dejar los cuentos para los niños y buscar nuevas ideas cinematográficas, señores productores.
Un 2 de 10, por darle más de un punto.

(Otro ejemplo del cine de Burton, dirigido por Sam Raimi.)