viernes, 3 de julio de 2015

Reseña: Otra vuelta de tuerca.






Sinopsis:

¿Siguen viviendo la personas después de la muerte? En caso afirmativo, ¿mantienen contacto con el mundo de los vivos? No es fácil dar respuesta a estas preguntas, aunque quizá muchos ofrezcan una respuesta clara y rápida. En todo caso, esa posible relación entre los muertos y los vivos es algo que ha atraído desde siempre a la humanidad, y son muy numerosos y variados los relatos dedicados a tratar este tema. Para algunos, el mundo está plagado de espíritus y fantasmas, seres de otro mundo que irrumpen y se ponen en contacto con personas especialmente dotadas para percibir su enfluencia.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Dentro de la literatura de fantasmas, "Otra vuelta de tuerca" es el gran clásico del género. Publicado en el año 1898 por Henry James, la historia tiene muchos elementos goticos; una mansión vieja y misteriosa, dos huérfanos y una institutriz  que intenta ayudarlos y conducirlos por una buena senda.
Estoy segura que sí este libro se hubiese publicado en la época de Jane Austen, Catherine Morland lo hubiera leído encancantada, pero, ¿de qué trata "Otra vuelta de tuerca"? ¿Es el típico libro de fantasmas? Sí y no.
Esta historia ya la hemos visto millones de veces en el cine y la literatura.
A mi, personalmente, me recuerda mucho a "Los Otros"; dos niños, una mujer y un caserón victoriano.

Entonces ¿es un libro típico? ¡No! Y por eso voy a dar dos razones para leer "Otra vuelta de tuerca":
  1. No es la típica historia de fantasmas porqué este es el primer libro donde son los niños los que ven espíritus. "Los otros" y demás películas de este tipo se basan en "Otra vuelta de tuerca"
  2. Los niños ven espíritus, pero niegan verlos y ocultan las visiones a la institutriz. Son aliados de los espectros, no sus enemigos como bien nos enseñan en otros libros o películas de este estilo. Nunca habia visto ninguna película en la que los niños negarán las apariciones. Los niños suelen representar la inocencia y la pureza. Pero, aunque Miles y Flora parecen inocentes, no lo son del todo.
Pero ¿porqué se titula "Otra vuelta de tuerca"? ¿Porqué este título tan extraño? "Otra vuelta de tuerca" es un libro muy ambiguo. ¿Realmente hay fantasmas o la institutriz está loca? Por eso "Otra vuelta de tuerca", cada cual puede pensar lo que quiera.
Es un libro que va en crecendo, cada página mas rápida y oscura, con un final tan sorprendente e impactante que no deja indiferente a nadie. Tuve que leer más de una vez el último capítulo porqué no podia creerme que ese fuera el final definitivo.
Por eso es tan ambiguo, deja tantos asuntos en el aíre que involuntariamente piensas en todo lo ocurrido, yo me pase más de un dia pensando en todos los asuntos que no se cerraban, en como se solucionarían, intentando sacar mis propias conclusiones y eso me gusta, me gusta el hecho de que no te lo den todo masticado, que cada uno invente su propio final.